Declaración: “Dejo expresa constancia que los conceptos que siguen a continuación no son conceptos médicos ni científicos de ninguna índole, ni pretenden serlos. Como coach de vida, trabajo con técnicas de coaching, experiencias propias, reflexiones que he escrito y sigo escribiendo sobre distintas situaciones de la vida, visualizaciones de figuras y situaciones imaginarias, ejercicios vivenciales que he creado especialmente para estos programas y diferentes líneas de pensamientos que he desarrollado sobre los viejos temas de la vida no resueltos. El objetivo es poder ayudar a mis alumnos a que, visualizando nuevas figuras y situaciones – en base a la reflexión profunda – puedan llegar a darse cuenta de que hay otros caminos para lograr resultados a temas que, por los caminos tradicionales de pensamiento aún no se han podido resolver 

a largo plazo.  Recomiendo expresamente que cada alumno continúe sus tratamientos médicos, psicológicos, nutricionales o de cualquier otro tipo, con los profesionales de la salud con los que los viene realizando hasta estos momentos. Los programas que he desarrollado no suplantan de ninguna manera y actúan como complemento de cualquier tratamiento médico, nutricional o psicológico que el alumno pueda estar realizando en estos momentos. Me pongo a disposición de cualquier profesional de la salud que quiera coordinar criterios, en busca de lo que sea mejor para optimizar la salud psicofísica de su paciente.”  
Richard Frenkel

Desvirtuando ideas erróneas

Si las dietas restrictivas para bajar de peso dieran resultado a largo plazo, hoy no tendría que haber personas con sobrepeso u obesidad en el mundo.

Eso no está pasando hoy en el mundo. Por el contrario, cada vez hay más sobrepeso y obesidad y a un ritmo cada vez mayor.

Vivir en delgadez saludable a largo plazo, no es hacer continuamente dietas restrictivas rengordantes ni es bajar de peso.

Vivir en delgadez saludable a largo plazo es simplemente vivir toda la vida con el cuerpo delgado y saludable a largo plazo, con paz, con calma, con alivio, alegría y en orden día a día, sin hacer nunca más ni una sola dieta restrictiva reengordante. 

Vivir en delgadez saludable a largo plazo es tener incorporado en forma de un hábito positivo un P.A.S.S. (Plan de Alimentación Saludable y Sostenible)Saludable en la calidad de los alimentos y sostenible en la cantidad de calorías y en el transcurso del tiempo, para que el cuerpo esté perfectamente nutrido e hidratado cada día con las cantidades suficientes de alimentos y agua pura. Vivir en delgadez 

saludable a largo o plazo es simplemente una forma de vida que se logra cuando una persona se da cuenta de que, ciertas cosas en la vida como los excesos y solo los excesos de comidas, bebidas azucaradas y/o alcohólicas no son de uno y no tiene porqué seguir defendiéndolos aún a riesgo de su propia vida.

Primer concepto para reflexionar

“Hacer bajar de peso al cuerpo haciendo dietas restrictivas reengordantes y restringirlo día a día para lograr ese cometido - por haber acumulado previamente grasa extracorporal alrededor del mismo (en forma figurada para la visualización) - es el error más grande y agresivo que se puede cometer en contra del cuerpo de una persona. Al cuerpo delgado y saludable no visible que está intacto en el interior y recubierto por la grasa extracorporal que lo rodea, no hay que agredirlo nunca ni de ninguna manera. Si a este cuerpo delgado y saludable se lo quiere hacer aparecer, lo que se debe hacer es cortarle el alimento diario a la grasa extracorporal externa. El alimento diario de esta grasa extracorporal externa son los EXCESOS de comidas, bebidas azucaradas y alcohólicas. Sin los EXCESOS de lo anterior, la grasa extracorporal externa se va sola sin tener que realizar ninguna dieta restrictiva reengordante e insostenible a largo plazo en el tiempo.”

Richard Frenkel

El error de concepto que viene instaurado en la historia de nuestra sociedad y que he dado vuelta en un giro de 180º en el año 2005 – cuando me «di cuenta» por donde pasaba la solución a largo plazo de este tema – está en suponer que el cuerpo delgado y saludable de cada persona sube de peso. La realidad es que, debido única y solamente a los EXCESOS de comidas, bebidas azucaradas y alcohólicas, es que se van formando capas de grasa extracorporal (concepto figurativo para visualización) alrededor del cuerpo que por naturaleza y desde su origen es delgado y saludable. 

La balanza solo muestra un número de kilos, que representa a la suma del peso del cuerpo delgado y saludable – que está en el interior – más el peso de la grasa extracorporal que rodea a ese cuerpo. ¡Pero no lo 

 separa! Lo que realmente se debiera pesar, es sólo la grasa extracorporal.

El número final que marca la balanza cuando la persona se sube de ella, es la suma de lo que pesa el cuerpo original delgado y saludable más la grasa extracorporal que lo rodea. La idea instaurada en la sociedad es que todo ese cuerpo subió de peso. La realidad real es que esto no es así. El cuerpo original no subió de peso, solo se lo ha rodeado por capas de grasa extracorporal. Esa formación de grasa extracorporal es el síntoma o la consecuencia de haberle dado al cuerpo EXCESOS esporádicos o continuos de comidas, bebidas azucaradas y/o alcohólicas.  

Segundo concepto para reflexionar

“Debe entenderse y quedar claro que solo los EXCESOS de comidas, bebidas azucaradas y alcohólicas mencionadas anteriormente, son los ÚNICOS formadores de grasa extracorporal parásita alrededor del cuerpo original delgado y saludable por origen de una persona. También debe entenderse y debe quedar claro que la grasa extracorporal no se crea por “generación espontánea”, no aparece “desde la nada”, ni por “arte de magia”, ni por “mala suerte”, ni por “conjuros divinos, ni por “la que me tocó”, ni por la “herencia genética”, ni por la “falta de movimiento”, ni por “la edad, ni por “la menopausia”, ni por “lo nervios”, ni por “ansiedad”, ni por “angustias”, ni por “miedos”, ni por “estrés”, ni por “mudanzas” entre otras tantas razones atribuidas a ideas erróneas repetidas durante muchos años. Es solo un tema de educación sobre la medida de lo suficiente de alimentos y agua pura que requiere el cuerpo delgado y saludable original de una persona para estar perfectamente nutrido e hidratado cada 24 horas. ¡No hay forma de que se genere nueva grasa extracorporal alrededor de un cuerpo delgado y saludable, ni que se mantenga la que ya está, si no le llega a ésta su alimento diario, que son los EXCESOS de comidas, bebidas azucaradas y alcohólicas!”

Richard Frenkel

Por lo tanto y aunque te parezca raro el siguiente concepto, porque puede ser la primera vez que lo leas – es que ¡No hay que hacer bajar nunca de peso a tú cuerpo delgado y saludable que está adentro! Solamente lo único que hay que hacer y de lo que hay que ocuparse es que a la grasa extracorporal existente no le lleguen más sus alimentos diarios. Estos son los excesos de lo que el cuerpo delgado y saludable requiere para estar perfectamente nutrido cada 24 horas.

¿Y cuáles son estos alimentos diarios que fabrican y alimentan a la grasa 

extracorporal para que se mantenga en su lugar o vaya creciendo?: 

¡Únicamente los EXCESOS de comidas, bebidas azucaradas y alcohólicas!

Nutriendo e hidratando diariamente al cuerpo con la medida de lo suficiente de alimentos y agua pura para su correcta nutrición e hidratación, la grasa extracorporal – al no tener su sustento diario – se irá sola, sin hacer ningún tipo de dietas restrictivas ni restringirse nunca de comer lo que uno quiera en la medida de lo suficiente.

Tercer concepto para reflexionar

“Nutrir e hidratar al cuerpo con la medida de lo suficiente de alimentos y agua pura no es restringirse de comer lo que uno quiere, sino que es entrenarse para volver a darle al cuerpo la real medida de lo suficiente de alimentos y agua pura que el cuerpo requiere diariamente para vivir en delgadez saludable. El concepto de restricción aparece en la cabeza de las personas, porque toman como verdades absolutas, reales y únicas, a las medidas distorsionadas en más que tienen actualmente en la cabeza sobre cuáles son las cantidades de comidas y bebidas que consideran suficiente para no tener hambre. Esa medida está compuesta por la real medida de lo suficiente más algo que se llama EXCESOS. Comenzar a nutrir e hidratar al cuerpo con la real medida de lo suficiente de alimentos y agua pura no es restringir al cuerpo ni a la mente, sino que solamente es separar en la mente esa medida de lo suficiente, de los EXCESOS que fabrican la grasa extracorporal.”

Richard Frenkel

Si te han condicionado la mente durante muchos años diciéndote que debido a la grasa extracorporal que rodea a tú cuerpo delgado y saludable eras una gorda o un gordo. Si te han condicionado la vida diciéndote que tenías una enfermedad llamada obesidad, te puedo decir por experiencia propia que esto no es así. Durante 55 años de mi vida – hasta finales del año 2004 – a mí también me habían condicionado a pensar de esa manera. A todos los lugares que acudí hasta esa fecha en busca de ayuda para resolver mi enorme exceso de grasa extracorporal a la que llamaban hiperobesidad, me lo dijeron sutilmente de la misma  

manera: ¡SOS gordo y tienes que bajar de peso! ¡Y me lo hicieron creer!
¿Y para qué?: Para que siga realizando las tradicionales, antiguas, viejas, caducas, obsoletas, perimidas, cortoplacistas e insostenibles de sostener a largo plazo en el tiempo, dietas restrictivas reengordantes creadas en el siglo veinte que me proponían para «perder peso» o para “bajar de peso”. Resultado: yo no quería «perder» nada y cada vez estaba con más grasa extracorporal alrededor de mi cuerpo, producto de los continuos reengordes debidos a las continuas restricciones y fracasos previos.

“De acuerdo con mi propia definición sobre este tema, digo que se entiende por dieta restrictiva, a toda dieta que tenga al menos una caloría menos, que lo que el cuerpo delgado y saludable por origen de una persona requiere, para su correcta nutrición e hidratación diaria de acuerdo con la actividad física y consumo de calorías que esa persona realice diariamente.”

Richard Frenkel

El cuerpo delgado y saludable de cada persona siempre está allí, intacto, inalterable. ¡Siempre estuvo, siempre está y siempre estará! En tu caso personal, ese cuerpo – probablemente – en estos momentos solamente está recubierto de una capa de grasa extracorporal, producto de que nunca nadie te explicó – como lo estoy haciendo yo en este momento – por qué se produjo esa grasa extracorporal y cómo hacer para que se vaya, para poder solucionar el tema a largo plazo, sin hacer nunca más una dieta restrictiva reengordante.

…Y de eso se trata esta propuesta. De no hacer nunca más una dieta restrictiva reengordante que restrinja a la mente y a ese cuerpo delgado y saludable que siempre está allí, esperando que lo liberen y lo dejen al descubierto. Si se restringe a la mente y a ese cuerpo de lo que real-mente (en la mente en forma real) quieren comer, luego, al parar de realizar la dieta restrictiva reengordante, el cuerpo y la mente se toman la  revancha, la persona vuelve a comer los excesos y a fabricar inexorablemente cada día un poco más de grasa extracorporal de acuerdo a la cantidad de excesos de comidas, bebidas azucaradas y/o alcohólicas que pasa por la boca en cada acto de alimentación (desayuno, almuerzo, merienda o cena) o entre ellos.

Si entiendes y te «das cuenta» que este es un concepto totalmente diferente y revolucionario a todo lo conocido en el mundo, referido a los tratamientos,  métodos y sistemas para bajar de peso basados en dietas restrictivas reengordantes, puede que se te abra un nuevo camino de pensamiento y te des la posibilidad de explorarlo, realizando un programa de coaching educativo integral específico formador de hábitos de vida saludable, para la reducción de la grasa extracorporal, bienestar, orden generalizado, cambio de hábitos y estilo de vida bajo el concepto de la suficiencia, que sin hacer dietas restrictivas reengordantes, sin 

restringirte, SIN PASAR NUNCA HAMBRE FÍSICA DESDE EL PRIMER DÍA DE COMIENZO DEL PROGRAMA, debido a las exclusivas técnicas que he desarrollado para incorporación de los alimentos y la realización de los cuatro actos de alimentación (desayuno, almuerzo, merienda y cena), te permitirá no volver a sentir las tradicionales frustraciones por no poder lograr la delgadez saludable a largo plazo. Al seguir, entrenarse e incorporar las sencillas técnicas que se desarrollan durante el programa para ejercer los cuatro actos de alimentación diarios y no tener hambre física desde el primer día del comienzo de este – ni nunca más desde allí en adelante – es uno de los grandes logros que permiten el éxito del programa y logran la delgadez saludable a largo plazo.

El tema de vivir en delgadez saludable a largo plazo, de la prevención para que no se forme grasa extracorporal y de la reducción de la grasa extracorporal existente, es simplemente un tema de EDUCACIÓN PURA FRENTE A COMO EVITAR QUE LLEGUEN A LA BOCA LOS EXCESOS DE ALIMENTOS, BEBIDAS AZUCARADAS Y/O ALCOHÓLICAS.

Para educarte, entrenarte, acompañarte y ayudarte a resolver este tema y otros de la vida en general he creado en el año 2005 años una Escuela Internacional de Vida Saludable que lleva mi nombre y he desarrollado el concepto de la suficiencia aplicado a los excesos, a las faltas y a las adicciones, que incluye  la implementación de las exclusivas técnicas que he desarrollado al efecto, sobre cómo hacer para crear un «blindaje mental» con los nuevos conceptos que he desarrollado de “límites protectivos” y “límites limitativos”, que logra como debes de hacer para que los excesos de comidas, bebidas azucaradas y/o alcohólicas no se acerquen más a tú boca.